Resoluciones propuestas por FIA Global sobre la deuda

AUGUST 2020

La pandemia del COVID-19 ha expuesto de nuevo el tema de la deuda. Durante 

décadas, en numerosos países del sur global, el pago de la deuda ha representado una proporción enorme del gasto de recursos públicos, debido a que los Gobiernos lo han priorizado a costa de la salud, la educación, la vivienda y otros servicios. A través de los préstamos, las instituciones financieras internacionales impusieron condiciones a las políticas públicas de los países, que incluyeron severas medidas de austeridad y la privatización de servicios básicos, con consecuencias igual o peores que los impactos por el pago de la deuda. Estas son algunas de las principales causas que profundizan la desigualdad y por las que padecemos sistemas de salud deficientes y con financiamiento insuficiente.

El problema no solo se refiere a la insostenibilidad de la deuda, sino también a la ilegitimidad de la deuda. Muchas deudas públicas no fueron usadas para beneficiar a la población, sino a intereses privados, y muchos proyectos financiados por préstamos han resultado ser dañinos para las comunidades y el medio ambiente. A pesar de ello,  estas deudas se pagan con dinero del pueblo.

Nos unimos a otros movimientos para demandar a los gobiernos, instituciones financieras internacionales, acreedores públicos y privados

● La cancelación inmediata e incondicional del pago de la deuda de todos los países del sur global durante 4 años, sin multas ni acumulación de intereses.

● La adopción inmediata de medidas para construir soluciones globales y duraderas ante una deuda insostenible e ilegitima, acciones que serán parte de un proceso para la transformación del sistema económico y financiero mundial hacia un nuevo orden post-COVID justo y equitativo.

Compartimos la visión de una cancelación total e incondicional de la deuda y el fin de la deuda ilegítima.

La Alianza de Lucha contra la Desigualdad se compromete a sumarse a más movimientos que renuevan y revitalicen el movimiento mundial sobre la deuda, y a adoptar la cancelación de la deuda como una de nuestras agendas prioritarias.